La osteoporosis. Prevención y consejos.

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la reducción de la densidad de los huesos, por pérdida del tejido óseo normal por lo que se vuelven más débiles por tener una disminución de la resistencia del hueso frente a los traumatismos o la carga, y por lo tanto más propensos a las fracturas.

ostioporosis-01Los huesos constan de una estructura interna formada por trabéculas, que le generan ese aspecto de hueso esponjoso. Las trabéculas actúan como “andamios” encargados de soportar las fuerzas de compresión a las que se ve sometido el hueso.

Minerales como el calcio, fósforo, sodio, magnesio y potasio proporcionan firmeza al hueso.

ostioporosis-02Aunque cualquier persona puede desarrollar una osteoporosis, es más probable que la padezcan:

Las personas que tienen antecedentes de esta enfermedad (padres. Hermanos…).

Las mujeres sobre todo después de la menopausia.

Las personas mayores.

Las que toman poco calcio.

Las personas poco activas ya sean por llevar una vida muy sedentaria o por enfermedad.

Las que toman algunas medicinas como cortisona, antiepilépticos u hormonas tiroideas durante mucho tiempo.

Las personas que fuman o toman alcohol o café en exceso.

Clínica

Las mujeres suelen ser las más afectadas por esta patología pero los hombres también pueden padecer en especial durante la tercera edad.

La osteoporosis no produce síntomas, no duele ni causa ninguna alteración en sí misma. Sin embargo, al producirse gran fragilidad en los huesos, aparecen con gran frecuencia fracturas óseas, que son las que condicionan los síntomas en estos enfermos.

Las fracturas más frecuentes en la osteoporosis de la mujer postmenopáusica son las Fracturas de  cadera, columna y muñeca, además pueden aparecer sin grandes traumatismo ante gestos tan cotidianos como un resbalón, un estiramiento prolongado al tender la ropa, un estornudo fuerte o un giro súbito de cadera.

ostio-03Las fracturas vertebrales que se caracterizan por el aplastamiento de las vértebras, en especial las de la zona dorso-lumbar que producen dolores muy agudos en la espalda y condicionan la aparición progresiva de deformidades de la misma.

ostio-04Cuando las fracturas son múltiples se produce la desviación de la columna hacia adelante (cifosis) ocasionando una curvatura anormal fundamentalmente disminución progresiva de la talla por los aplastamientos vertebrales.

ostio-05Fractura de muñeca: Afecta a la parte distal del radio (fractura de colles). Es más frecuente en las mujeres a partir de los 55 años.

Fractura de Cadera: Consiste en la fractura del fémur proximal y que la mayoría de las veces precisan de intervenciones quirúrgicas.

Diagnóstico

No existen alteraciones de los análisis de sangre básicos que permitan hacer el diagnóstico.

El diagnóstico de certeza se obtiene con el estudio de la biopsia del hueso.

Las radiografías simples de los huesos afectados son bastante inespecíficas ya que muestran osteoporosis cuando ésta ya está bastante avanzada.

En los últimos años se realiza la densitometría ósea para medir la osteoporosis,

La densitometría ósea es una técnica diagnóstica que permite medir la densidad mineral del hueso, es decir, su contenido en calcio, por medio de los rayos X (alrededor de una décima de la dosis de radiación utilizada en una radiografía de tórax).

Constituye la principal herramienta diagnóstica utilizada en la osteoporosis y de esta manera se puede determinar el riesgo de sufrir fracturas óseas.

Para valorar la densidad mineral actualmente se mide el contenido mineral óseo de la 2ª, 3ª y 4ª vértebras lumbares (L2, L3, L4) y el cuello del fémur.

ostio-06El paciente suele colocarse en decúbito supino, es decir, tumbado boca arriba en la camilla y debe permanecer quieto, relajado y tranquilo durante toda la exploración, mientras se mide la densidad de sus huesos, es un examen muy sencillo, dura 5 minutos y no es doloroso.  Se debe de informar al médico si se está embarazada.

ostio-07Los resultados de la prueba generalmente se informan como “puntuación T”

y “puntuación Z”:

  • La puntuación T (T-score)  compara la densidad ósea del paciente con una persona de 30 años del mismo sexo y raza.
  • La puntuación Z (Z-score) compara la densidad ósea del paciente con otras personas de la misma edad, género y raza.

Resultados negativos indican menor densidad ósea y positivos mayor.

Los criterios de la Organización Mundial de la Salud para el T-score son:

  • Densidad Mineral Ósea Normal con un T-score de -1,0 o mayor
  • Osteopenia cuando tiene un T-score entre -1 y -2,5.
  • Osteoporosis se define con un T-score -2,5 o menor,

Es decir para la OMS la osteoporosis la define en mujeres como una densidad mineral ósea menor o igual de 2,5 desviación estándar por debajo de la masa ósea promedio de personas sanas de 30 años, medida por densitometría ósea.

ostio-08Conviene distinguir los términos de osteopenia y osteoporosis:

   Osteopenia: Reducción de la densidad ósea entre 10% y 20%.

  Osteoporosis: Reducción de la densidad ósea mayor del 25 %

 Tratamiento

La elección del tratamiento deberá ajustarse a las necesidades médicas y al estilo de vida de cada paciente.

Asimismo suelen indicarse suplementos de calcio y vitamina D que ayudan a prevenir la osteoporosis y a preservar la densidad ósea y la función muscular.

Otro aspecto importante del tratamiento es el apoyo psicológico y emocional.

En los últimos años se ha avanzado en el estudio de la osteoporosis y se han logrado mejoras importantes en la prevención y en el manejo terapéutico.

Un chequeo médico es vital para poder conocer cómo están los huesos al llegar a la tercera edad y en caso de necesitar se podrá realizar un tratamiento para la osteoporosis.

Si bien el tratamiento es independiente a cada persona, en caso de tener que tratar medicamente la osteoporosis, tener en cuenta:

Se estima que las mujeres con osteopenia en la Densitometría ósea deben recibir 1000 – 1500 mg/día de calcio más 400 – 800 UI/día de vitamina D.

Las mujeres con osteoporosis deben recibir tratamiento con fármacos específicos: Bifosfonatos (Alendronato), Ranelato de estroncio, Raloxifeno, Calcitonina, Ácido Zoledrónico, siempre  individualizando cada caso y aportando Calcio y Vitamina D.

Prevención

La prevención de la osteoporosis comienza con un óptimo crecimiento y desarrollo óseo durante la niñez, adolescencia y juventud ya que la masa ósea adquirida durante ese período es un factor determinante del riesgo de sufrir osteoporosis y fracturas como consecuencia de la afección.

A mayor masa ósea máxima, menor es el riesgo de osteoporosis.

Las recomendaciones para prevenir la osteoporosis incluyen:

Una dieta saludable, equilibrada y contengan una cantidad adecuada de calcio y también de vitamina D. Por ejemplo con lácteos descremados y sus derivados, pescados, legumbres, frutos secas.

Moderar la ingesta de bebidas cola, café, alcohol, sal, proteínas y fósforo.

Realizar actividad física y ejercicios de manera regular, con ejercicios que contribuyan al equilibrio, la fuerza y la postura, ya que el calcio que se consume se fija cuando se realiza actividad física.

Evitar el tabaquismo y, en el caso de los niños, evitar que sean fumadores “pasivos”.

ostio-09Las fuentes naturales de calcio más importantes en alimentos son:

Los lácteos tanto descremados como enteros incluyendo leche, yogurt, quesos blandos y otros tienen mucho calcio.

Los frutos secos (avellanas, almendras y nueces), las legumbres, vegetales de hojas verdes como espinacas, el brócoli contienen cantidades relevantes de calcio.

Los pescados en especial las sardinas, anchoas, boquerones, salmón, atún también aportan vitamina D al organismo.

El calcio debe ser constantemente ingerido a través de los alimentos o suplementos de calcio porque el cuerpo lo absorbe o lo elimina.

Para asimilar mejor el calcio es necesario la vitamina D que se obtiene sobre todo con la exposición al sol. Con media hora de paseo diario al aire libre puede ser suficiente.

ostio-10La actividad física estimula la formación y resistencia de los huesos y potencia la musculatura, Cuanto más fuertes estén los músculos mejor sostendrán el cuerpo y protegerán las articulaciones, con lo cual disminuirá el riesgo de caídas y por lo tanto de fracturas.

Las fracturas se producen por caídas y golpes, así que es necesario evitar accidentes:

En la calle, precaución con obras en la calzada, desniveles, frenazos bruscos en transportes públicos etc…

En el hogar, eliminando obstáculos con los que se pueda tropezar (picos de las alfombras, cables, juguetes etc…)   y creando un ambiente seguro: buena iluminación, con luz de noche en el dormitorio, alfombrillas antideslizantes en baños y cocinas, pasamanos en las escaleras etc…

Además correcta graduación de la vista, uso de zapatos antideslizantes, bastón si es preciso, evitar bebidas o medicamentos que puedan producir mareos, evitar movimientos bruscos de columna o posturas forzadas etc…

En definitiva un estilo de vida saludable evitando tóxicos como el tabaco o el exceso de alcohol, una nutrición adecuada, un peso saludable y ejercicio físico regular, son las claves para prevenir esta enfermedad.